UN POQUITO MÁS

26 marzo, 2019 1 By Álex

¡¡HOLA!!

Desde diciembre sin pasar por aquí. Parecía que solo lo había abandonado por un tiempo y han sido tres meses en los que han pasado muuuchas cosas… Retomo donde me quedé!!

He tenido que releer la publicación anterior para volver a confirmar que la Navidad en Ciudad Don Bosco fue muy bonita. Fue emocionante vivir los momentos más familiares y mágicos del año rodeado de mis compañeros, mis hermanos con los que vivo y convivo 24/7. Nos entendemos muy bien, pues la experiencia nos hace vivir algo que solo nosotros entendemos y cada pasito que damos es gratificante para todos. El calor y la cercanía de la casa nos mantiene unidos y estando lejos de la familia se valora mucho.

Día de Reyes con Cata en Cerro El Picacho, Medellín

Tras ese tiempo de desconexión y celebraciones navideñas, Ciudad Don Bosco volvió a su rutina habitual. El ajetreo y el trabajo de esta gran casa volvió a su cauce natural renovando la plantilla de salesianos, nuevos educadores… empezamos a caminar de nuevo a favor, como siempre, del bienestar y la protección de nuestros chicos/as.

En cuanto a mi proyecto, Capre – Construyendo Sueños, abrimos el 2019 con un concurso de baile que organicé con el objetivo de hacer algo distinto, de manera que todos los jóvenes que quisiesen participar tenían que apuntarse y dedicar tiempo de ensayo para poner en común el baile en el gran concurso, que tuvo lugar el 11 de enero. Fue una tarde muy bonita en la que me acompañó mi compi Diego.

Cartel del concurso, lista para inscribirse y pistas de los miembros del jurado.

Chicos y chicas preparados para el concurso de baile (vallenatos, cumbias…)

Diego acompañándome y ayudándome con el concurso!

 

Es cierto que en estos tres últimos meses no todo ha sido fácil… a veces me ha costado, y me sigue costando, dar respuesta a lo que los chicos/as piden o necesitan. Hay que hacer un constante ejercicio de empatía e intentar ser lo más neutro posible. Pero es dificil, pues al final nunca llueve a gusto de todos. Pero sigo aprendiendo a buscar el equilibrio como educador, pero, sobre todo, como voluntario. También siento que mis compañeros de trabajo me brindan mucha responsabilidad que me ayuda a aprender de manera acelerada y a tener que estar al pie del cañón con los jóvenes. En muchos momentos he ejercicido como total educador, permaneciendo solo en la casa Capre, siendo responsable de los chicos, del horario, actividades, llaves… Todo ello me ha hecho darme cuenta de mi avance personal y de la confianza que el equipo deposita en mí.

Hace poco debatíamos si se podía mejorar algo. Siempre se puede mejorar todo, pero no es cosa de un día. Al final el trabajo con personas es complicado y este perfil de chicos ha sido muy novedoso para mí, no solo por la situación y el pasado que han tenido, sino también por la cultura, las costumbres, la manera de expresarse… Creo que los que venimos de fuera notamos mucho más las virtudes o los defectos del trabajo diario, pues de alguna forma vemos como viven los equipos de trabajo desde una perspectiva externa y a ello le sumo el choque cultural y también laboral en cuanto a la comunicación, la organización, los horarios, el nivel de flexibilidad… La cabeza tiende a comparar lo que vives ahora con lo que vivía en mi país y es un constante cúmulo de ideas que te mantienen aprendiendo y abriendo nuevos horizontes, nuevas formas de pensar, nuevos diálogos…
Como todo: poco a poco y paso a paso.

En estos últimos meses me propuse no solo aferrarme a mi trabajo sino poder colaborar también en algún otro proyecto de CDB. Y visto el tiempo que tenía he estado acompañando a los más pequeños del internado (Semillas de Vida) por las noches. El trabajo de los educadores es admirable pues luchan cada día por mantener a los chicos en el dormitorio, que se duchen, que hagan el aseo de los dormitorios, que echen la ropa a lavar, que se duerman… me parecía que algo más podía aportar por allí, aunque fuese acompañarles. Así ha sido, y me encanta… me gustaría ser más constante, pero el ritmo de los días es muy diferente y a veces el cuerpo no me da para mucho más.

¡UN POQUITO MÁS!
Visto que era mucho trabajo y que el tiempo pasaba muy rápido, decidí el pasado 24 de enero hacer un par de llamadas y enviar unos mails para poder ampliar mi estancia en Colombia…!! Teniendo la aprobación de mi mami lo tenía todo!! jajaja Me hubiese marchado el 1 de mayo y, finalmente, me quedaré un mesecito más. Me preguntaba al principio si merece la pena toda esa gestión del cambio, la penalización económica… y sí, sí la merece. Aprovecharemos un poquito más…

Te miraremos un poquito más, Medellín

Un mes después, el 25 de febrero recibí el regalo de la visita de mis amigos de Parla, Madrid. Mis amigos de siempre: Dani, Adri y Olga, y tambien mi amigo Manu que viajó desde Miami directo a Barranquilla. CDB me permitió unos días de vacaciones y pudimos conocer la costa del norte de Colombia. Pero, sin duda, lo más bonito fue enseñarles la casa en la que vivo, mi trabajo, mis compañeros, Ciudad Don Bosco… Que viesen todo lo que hago era lo que más sentido tenía de su visita. Me alegró muchísimo poder pasear por aquí con ellos y que tuviesen contacto con todo lo que día a día cala en mí.
Ya os dije… GRACIAS (os quiero)

Mis amigos en CDB 🙂

Gracias a CDB los voluntarios tenemos la grandísima suerte de trabajar y vivir al mismo tiempo. El voluntariado no es una esclavitud. Disfrutamos y salimos… Tenemos nuestros momentos de respiro, de ocio, de paseos… igual que los tendría en Madrid si hubiese continuado en mi anterior trabajo. Eso es lo rico: sentir que tienes tus espacios y que la gente de aquí te cuida y respeta tus momentos, no todos los voluntarios que viajan al extranjero pueden decir lo mismo… Y aquí estamos muy agradecidos y somos muy afortunados.

Me preguntaba el otro día si cambiaría algo… No cambiaría nada. El estar aquí me enseña a disfrutar mucho de las personas, de las relaciones que tengo aquí y en España y también a apoyarme en ellas en los momentos más débiles. Es más, rescataría a otras que por tiempo, distancia o rutina se han ido desvaneciendo… pero eso también forma parte de la experiencia, del día a día, del crecer de cada uno. Siempre estaremos ahí !!

Ahora pienso en disfrutar de mi amiga y compi Cata que se marcha en menos de un mes…

Ya termino con fotitos de las últimas experiencias!!

Oye, GRACIAS!!!!!!! A ti que me lees, a ti que me quieres.

Desde Colombia,

Álex

“Vale la pena pelear por nuestros sueños,
vale la pena equivocarse y levantarse.
Vale la pena liberarse y ser el dueño de la verdad”

(…)

“Recuerdo que un día fui fuerte, recuerdo que no juzgué a nadie, porque cuando me siento débil aún sigo queriendo matarme. Que duro es a veces vivir pero es preferible sentir, siendo uno mismo en cualquier parte”

Siendo uno mismo – Manuel Carrasco

 

Fotografías de mi trabajo diario en mi programa CAPRE:

Apoyo académico en las asignaturas de los chicos.

Juegos, tiempo libre con los chicos

Propuesta didáctica personal para aprender las tablas de multiplicar mediante el juego

Juego de VENTAS para practicar y fortalecer el cambio de monedas y billetes.

Primeros pasos en el inglés

Trabajo en sistemas (ordenadores)

Recreación de la célula animal con fruta natural para las clases de los chicos


Momento formativo en el que valoramos las cosas positivas de cada uno escribiéndolas en la espalda.

Taller de nutrición. Merienda saludable para los chicos/as

Momentos compartidos:

Buenísimos ratos con nuestros amigos del MJS (movimiento juvenil salesiano), James, Simón, Anny, Pipe, Nati…

Visita al posnoviciado de Copacabana, con Pablo y Rubén!

Compartiendo con los amigos Ernesto y Pedro

Haciendo limpieza general de la casa con mi hermano Jan

Profesión perpetua de Simón, sdb. La Ceja.

Visita a CDB de Paco Santos, sdb de Madrid. Gran y bonito reencuentro!

Amigo Daniel y yo con el chaleco de CDB. Auténtico!!

Con nuestra gran Leyre (coordi de voluntarios) y el padre Andrés Pernett en retiro espiritual de voluntarios. Bonita experiencia

Voluntarios CDB, junto con coordinadores James, Leyre y el padre Andrés

Noticia en el boletín salesiano de enero, 2019. Entrevista de Xabi Camino. GRACIAS!


Lo más bonito: su compañía! Internos CDB

El pasado 18 de marzo cumplí 5 meses en Colombia.

GRACIAS a todos por seguir haciendo de la experiencia una aventura inolvidable.

 

Nos vemos en el siguiente post;

abrazo,

Álex